Archivo para noviembre, 2009

LA ROBOTÓN!(TELETÓN)

Posted in Abra sus ojos on noviembre 4, 2009 by Özz Schuldiner Kilmister

INFO EXTRAÍDA DE PORTALNET.CL, USUARIO CACHULOX

En 1978, nace una idea aparentemente altruista y alejada de las contingencias: un conocido animador de TV, fanático libremercadista, “descubre” que los niños “discapacitados” de nuestro país se encuentran en el más completo abandono, que el Estado los ignora y sólo aquellos enfermos adinerados pueden financiar su recuperación. Para enfrentar esa triste realidad, el aludido bufón jázaro-semita, autodenominado “don Francisco”, decide copiar una idea que ya se materializaba en EE.UU. y era animada en ese país por un “actor” ligado a las mafias de sus tierras, el también judío Jerry Lewis.

La fórmula consistía en invitar a las más importantes empresas del país para que traspasaran a la entidad que se creara para administrar el tema, una parte de las ventas de un determinado período, todo ello con un apabullador aporte publicitario con un directo ataque a las emociones más primitivas del ser humano. El evento final se comprometía a ser transmitido en cadena nacional de TV con la participación de todos: animadores, actores, futbolistas, vendedores de diarios, taxistas, empresarios, etc. Y, desde luego, se “invitaba” a toda la población a donar dinero a la causa.

Hoy en día, los saltimbanquis de siempre se pelean a fuego limpio un lugar destacado en la exhibición. Y los politicastros de turno suspenden sus reuniones de coimas o entregas de país y también acuden en semejantes momentos a lavar su imagen.

Anecdotario oculto de la Tele$ión (“Teletón” para los incautos)

Partamos recordando que los servicios de la “Teletón” son pagados y mucha gente no puede acceder porque es muy caro. Ha habido numerosas denuncias en la televisión. Entonces, ¿qué se hace con los millones recaudados en las sucesivas “27 horas de amor”?

Algunas anécdotas nos pueden dar luces. En la primera “Teletón” que se hacía en CHILE, un columnista de la página editorial de El Mercurio (¡tan Ario que es este medio!), Daniel de la Vega, aportaba 60 millones de pesos, pero se llevó la sorpresa cuando al anunciar su aporte en pantalla dijeron que era de ¡30 millones! Llamó al Canal y exigió que Kreutzberger se pusiera al teléfono. Le explicaron que estaba en escena y que era imposible, pero el columnista dijo que si no hablaba con él retiraría su aporte, dejando nulo el cheque. Al rato, “don Francisco” salió al habla tratando de apaciguarlo, diciéndole finalmente que al lunes siguiente le darían explicaciones personales.

Efectivamente apareció una comisión de 3 ó 4 judíos que le “explicaron” que los gastos de la “Teletón” estaban calculados en 50% de lo recibido por lo que en pantalla se mencionaba sólo el 50% efectivo.De la Vega lo relató en su columna, así que es fácil verificarlo dándose el trabajo de revisar los diarios de los días siguientes a la primera “Teletón”. El asunto es sencillamente una frescura: en Estados Unidos, donde el también judaicoJerry Lewis inició este timo, el asunto terminó en un escándalo de proporciones, tras rebelarse que la mitad de los recursos incautados terminaba en las arcas fiscales del flamante estado de Israel.

La iniciativa siempre ha sido poco transparente, ya que la exacta distribución de los fondos es un misterio. Todos suponen que todo el dinero va a la Sociedad Pro Ayuda al Niño Lisiado, conocida como “Teletón”. Pero cómo se distribuyen los fondos allí es un misterio. Un “desapercibido” reportaje de la revista Qué Pasa (edición del 15 de septiembre de 1995) señaló que la distribución de los fondos de este fraude es como sigue: (desde luego, se refieren a la distribución de sólo la mitad de los millones robados a los ingenuos, la que se queda en CHILE, no la que “viaja” a Israel):

· Un 30% destinado a costear la terapia de los niños impedidos.

· Otro 30% se destina a construir nuevos centros de tratamiento, o, si no se hace, a lo anterior. Todo “normal” hasta el momento.

· Un 10% es destinado a contratar a la agencia de publicidad y realizar la campaña para la próxima “Teletón”. O sea, todos deben ser donantes generosos, menos las agencias de publicidad. Tome un guía cualquiera de teléfonos y vea de quiénes son estas agencias.

· Un 25% de los fondos se destina a PAGAR A LOS ANIMADORES Y “ARTISTAS” DE CUARTA CALAÑA QUE PARTICIPAN EN LA “TELETÓN”. Son los mismos miserables que pregonan por meses la generosidad hacia los mal dotados por la Naturaleza.

· Lo más insólito de todo: un 5% de los fondos VA DIRECTAMENTE AL BOLSILLO DEL MILLONARIO JUDÍO MARIO KREUTZBERGER, “DON FRANCISCO”. Esto significa, por ejemplo, que en la “Teletón” 2000, donde se recaudaron $6.772.445.028, “don Francisco” obtuvo la suculenta suma de $338.622.252, mayor que muchos pozos del Loto, sólo por 27 horas de trabajo.

¿Necesita de su solidaridad “Don Francisco”, socio del grupo Calderón (propietario de Ripley, Johnson’s Clothes, entre otras), dueño de Americatel y accionista minoritario de Entel Chile?

Las 27 horas de engaño

Los tarados que botan su dinero durante las horas del fraude, se preguntan ¿por qué en el mediodía del día sábado vamos tan bajo con respecto a las cifras del año pasado? Y ¿cómo, en la “Teletón” pasada, entre las 22:00 y la 1:00 de la madrugada aparecieron mágicamente $3.000.000.000? La respuesta no es que hay en ese momento colas inmensas de gente con sacos y fardos de billetes, ansiosas por cooperar con la “Teletón”. La verdad es una sola: las cifras de la “Teletón” son sistemáticamente falseadas. Durante el día sábado, el Banco de Chile, por un convenio de marketing, se dispone a reducir la recaudación aparente de la cuenta 24.500-03, depositando todo el dinero, pero asignando porcentajes falsos de sucursal por sucursal. Luego, esos dineros aparecen mágicamente entre las 22:00 y la 1:00 a.m. del domingo.

Esto es así sólo para provocar la reacción obvia: que los charlatanes animadores puedan decir con algo de base que no van a alcanzar “la meta” y, por ese camino, entusiasmar a la gente que no ha donado o no lo piensa hacer, para que deposite dinero.

Otra cosa es que debido a la masiva propaganda y a 27 horas de idiotización sin posibilidad de escape, ya que todos los canales están obligados a dar la señal conjunta de la “Teletón”, la gente tiende a pensar que la “Teletón” es la sociedad de ayuda más importante que existe y por ende, la única de real importancia. Esto ha traído como consecuencia locuras como destinar un porcentaje del P.I.B. nacional a la “Teletón”, el cual bien podría destinarse a los sectores más pobres de nuestro país. Mientras miles de chilenos dejaron en caja seis mil quinientos millones de pesos para atender a casi 20 mil niños “discapacitados”, en los centros de rehabilitación de la “Teletón”, el Estado sólo entrega dos mil 100 millones de pesos, anuales, al Fondo Nacional de la Discapacidad (Fonadis), para atender, en teoría, a más de un millón de anormales.

La “Telesión” no es más que un lucrativo negocio. ¿Usted cree que cada empresa que se pone en la “Teletón” se pone por caridad? ¿Usted cree que las empresas donan porque la causa de la “Teletón “es bonita? No, lo hacen para aumentar sus ventas. Según un estudio hecho por la consultora Nilo, un 65% de la gente cambia su marca preferida por la marca que está en “Teletón”. Y, para colmo, existen grandes negociados entre la Fundación “Teletón” y las compañías por el uso de esta marca. Es así como la “Teletón” escoge a las marcas que son capaces de pagarle más dinero para luego ser éste distribuido como se dice anteriormente.
Lo concreto
Enumeremos ahora los efectos concretos que provoca la “Teletón”:
· No une, al contrario, divide al pueblo entre seres normales y anormales.
· Como SHOW farandulero sólo ayuda a los decadentes y oportunistas cantantes y actores.
· Ayuda a promover el consumismo exacerbado de artículos sin importancia.
· Limpia la imagen de políticos y empresarios inescrupulosos que creen que el aparecer en cámara con un “minusválido” es signo de “honradez”.
· Lo peor de todo: esta TELESIÓN no previene los futuros nacimientos de seres anormales, sino que, por el contrario, estimula la reproducción, matrimonio e inserción en la sociedad de los mal dotados, robándose, de paso, la mitad de los recursos PARA SUBSIDIAR A UN ESTADO PARÁSITO, “MADREPATRIA” DE LOS JUDÍOS, quienes se autopagan a su vez con millones de pesos ganados con el sudor de la frente por los chilenos.

Carta de un obrero a Sebastián “Masón” Piñera

Posted in Abra sus ojos on noviembre 4, 2009 by Özz Schuldiner Kilmister

M. Martínez R. / Pudahuel

Señor Sebastián Piñera, a la hora de su show el 1 de septiembre yo no tenía que comer con mis hijos y usted gastó millones de pesos. Se llena la boca con los pobres y hace gárgaras con los trabajadores. Es usted un tipo mentiroso, burlesco, cara de palo e indolente. Estoy cesante con hambre, privaciones, con 4 hijos. A mi jefe no le gustó que reclamara las horas extras que me debía hace un año. Si los empresarios abusan ahora imagino que con usted en el gobierno van a reventar al trabajador, aunque usted diga que no. Me echaron y me dejaron prácticamente en la calle.
Los mismos señores que van a misa despidieron a sus trabajadores culpando a la crisis, probablemente son ellos los que financian campañas de su sector politico, aumentan la cesantía y luego culpan al gobierno. Cuando les va mal o cae el dólar recurren a la presidenta pidiendo subsidios o ayudas. Somos los trabajadores rehenes de su chantaje, ustedes culpan al gobierno y La Moneda no tiene empresas, supermercados ni industrias. También quiero decirle por este medio ya que no puedo hacerlo personalmente, me gustaría en todo caso, que jamás votaría por usted por las algunas razones que le voy a comentar.

Ofreció un bono de 40 lucas siendo candidato, o sea, nada. Eso se llama cohecho y es un delito. Inducir al voto por plata.

Dijo que era profesor de Harvard, mentiroso.

Le mintió a Chile y sus pobres respecto de su gasto electoral.

El señor Coloma, encargado de la parte laboral aliancista, dijo que iban a eliminar las indemnizaciones por años de servicios y las reemplazarían por un seguro de cesantía. Falacia. Todos los “PATRONES” van a despedir a su gente antigua y le va a salir gratis. Como va su plan laboral habrá que trabajar encadenado y nos pagarán con fichas de pulpería que podremos cambiar en Lider y Santa Isabel.
Allamand, el mismo que no tiene cerebro, amenazó a los empleados publicos con despidos. Ahí estan jugando con fuego, señor magnate.

Los acaudalados son enemigos de los sindicatos y querrán eliminarlos.

Gobernará con Novoa y Cardemil, puaj qué asco. Deberían estar presos.

Tambien tendrá a su lado talibanes como Kast, Forni y otros. Gente que no asume que todos piensan distinto.

Su coalición no quiere cambiar el binominal y también no quiere legislar para restringir la reelección en diputados. Pillines quieren que sigan tirando las manitos Maximianito, Claudita, Julito, etc.

Señor Magnate, la pobreza y la delincuencia son hijos de la desigualdad social. No se resuelven con bonos ni sueldos éticos familiares. Se resuelven con que los más ricos, los empresarios, paguen mejores sueldos, el multimillonario pague impuesto por su inmensa riqueza. Los pobres y los patos malos no se siembran en un huerto, la desigualdad se arrastra desde los inicios de nuestra república y no se ha resuelto porque el rico no quiere que el pobre se eduque para que no reclame. También estoy seguro que tratará de aplastar a los peñis de la Araucanía con tropas para cuidarle las tierras a sus pares. Señor Magnate, no se olvide que la cesantía y la desigualdad es la antesala de la delincuencia.
Dar trabajo a los compatriotas es responsabilidad del que tiene inversiones y platita, el gobierno solo pone los reglamentos y aprueba los proyectos.

Por último, da asco, vergüenza ajena, cuando salen en los medios reclamando por “ el uso de recursos públicos en la campaña”, Monckeberg, con poquito seso y harta boquita, se demora 2 segundos en llamar a la prensa. Por qué no alzaron la voz, usted incluido, cuando con recursos públicos ( pistolas, corvos, fusiles, balas, vehículos, etc.) asesinaron a Pepone, Don Tuca, Nattino, Parada y Guerrero, y otros compatriotas que aún no son encontrados. Huevones patudos. Espero que la gente leyendo esta humilde carta de un obrero se entere qué clase de pinganilla es usted y el peligro que significa para los trabajadores y sus familias. Soy un simple trabajador, para usted a lo mejor una basura, pero mis hijos pueden sentirse orgullosos que cada peso que gastamos en comida me lo he ganado honradamente y no le he robado una chaucha a nadie.

Le saluda, M. Martínez R. Comuna de Pudahuel.

Extraído de The Clinic.